664 554 882 - 915 323 377 - 976 233 383
Recursos informativos online sobre el mesotelioma
noticias mesotelioma

¿Qué es el amianto y qué efectos tiene en la salud?

20 Febrero 2020

El desprendimiento y el incendio en el vertedero de Zaldibar (Bizkaia), que contienen residuos con amianto, ha generado dudas y nos habéis preguntado por el efecto que tiene el amianto en la salud. El 11 de febrero el Gobierno Vasco informaba que no se había detectado amianto en el aire.

Posteriormente, el 14 de febrero, el Departamento de Salud del Gobierno Vasco recomendaba no ventilar las viviendas y mantener las ventanas cerradas el mayor tiempo posible y no realizar actividad deportiva al aire libre hasta nuevo aviso en las poblaciones de Eibar, Ermua y Zaldibar, en el entorno del vertedero, al constatar niveles elevados de dioxinas y furanos en el aire. No han informado hasta el momento, 17 de febrero, que se haya detectado amianto en el aire.

¿Qué es el amianto?

El amianto o asbesto es un grupo de minerales resistente al calor y la corrosión que se ha usado como aislante para el calor y el fuego en los edificios, en frenos de automóviles y en materiales para paneles de yeso.

Estos minerales adoptan la forma de fibras sueltas de amianto que llegan a los pulmones durante la respiración. Estas fibras pueden causar varias enfermedades graves, como el cáncer de pulmón y el mesotelioma maligno (cáncer que se encuentra en el revestimiento de los pulmones, el tórax o el abdomen). Cuando el amianto se traga puede causar cáncer del aparato digestivo, según el diccionario del cáncer de Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

También puede provocar asbestosis, una fibrosis pulmonar producida por exposición a polvo de amianto, que puede afectar al parénquima y a la pleura visceral y parietal. Es clínicamente indistinguible de las fibrosis pulmonares producidas por otras causas.

¿Cómo se exponen las personas al amianto?

La alteración de productos con amianto puede liberar al aire fibras pequeñas de amianto. Cuando se inhalan las fibras, estas pueden quedar en los pulmones y permanecer allí por largo tiempo. Con el tiempo, las fibras de amianto acumuladas pueden provocar inflamación y cicatrización de tejido, lo cual puede afectar la respiración y causar problemas graves de salud, explica el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

En general, las personas que se enferman son las que han tenido una exposición frecuente al amianto, a menudo en su trabajo por contacto directo con el material o por exposición considerable en el medio ambiente. La mayoría de las personas no se enferma debido a la exposición a los niveles bajos de fibras de amianto presentes en el aire, el agua y el suelo hay niveles bajos de fibras de amianto.

Aunque los riesgos para la salud por la exposición al amianto son mayores si el tiempo de exposición es mayor, se han descubierto enfermedades relacionadas con el amianto en personas que estuvieron expuestas sólo brevemente. Por lo general, las personas que presentan enfermedades relacionadas con el amianto no muestran signos de la enfermedad hasta mucho tiempo después de la exposición. Los síntomas de una enfermedad relacionada con el amianto pueden tardar entre 10 a 40 años o más tiempo en aparecer.

¿Cuáles son los cánceres relacionados con la exposición al amianto?

La exposición al amianto se relaciona con un mayor riesgo de cáncer de pulmón y mesotelioma, que es un cáncer en las membranas delgadas que recubren el interior del tórax y el abdomen. El mesotelioma es el tipo más común de cáncer asociado a la exposición al amianto, aunque la enfermedad es relativamente poco común.

¿Cómo se detectan las enfermedades relacionadas con el amianto?

Como ya hemos dicho, los síntomas de las enfermedades relacionadas con el amianto pueden presentarse muchas décadas después de la exposición. Según el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, es especialmente importante que consulten con un médico si tienen cualquiera de los síntomas siguientes:

  • Adelgazamiento
  • Dificultad para tragar alimentos
  • Dolor o tensión en el pecho
  • Falta de aire, silbidos o ronquera
  • Falta de apetito
  • Fatiga o anemia
  • Hinchazón del cuello o de la cara
  • Sangre en la flema que sale de los pulmones al toser
  • Tos persistente que empeora con el tiempo

Aunque las radiografías de pecho no pueden detectar las fibras de amianto en los pulmones, las radiografías pueden ayudar a identificar cualquier signo inicial de una enfermedad pulmonar causada por la exposición al amianto. La radiografía de pecho es actualmente la herramienta más común que se usa para detectar las enfermedades relacionadas con el amianto.

Una biopsia de pulmón que detecta fibras microscópicas del amianto en muestras de tejido pulmonar extraído quirúrgicamente es la prueba más fiable para confirmar la exposición al amianto. Una broncoscopia es una prueba menos invasiva que la biopsia y detecta las fibras de amianto. 

Fuente: www.maldita.es

Noticia completa

mas noticias
Opamianto

 

Noticias sobre el mesotelioma

Asbestos (Canadá) cambia su nombre para dejar atrás su tóxico pasado ligado al amianto

29 Octubre 2020

El nuevo nombre de Val-des-Sources, que se puede traducir como Valle de las Fuentes, era uno de los cinco...

El Grupo de la Ley Integral del Amianto pide al Presidente Pedro Sánchez incluir la “ESPAÑA SIN AMIANTO” en el Plan de recuperación

29 Octubre 2020

Comunicado Grupo para una Ley Integral del Amianto El Grupo de la Ley Integral del Amianto se ha reunido...

Reclaman 420.000 euros a Garay Recubrimientos por la muerte de un trabajador víctima del amianto

29 Octubre 2020

El Palacio de Justicia de Bilbo acogerá este miércoles un juicio contra la empresa...

mas noticias