664 554 882 - 915 323 377 - 976 233 383
Recursos informativos online sobre el mesotelioma
noticias mesotelioma

Cáncer ocupacional

12 Diciembre 2019

Como anunciaba el mes pasado, mi intención es presentar una serie de casos reales de cáncer ocupacional, unos publicados en revistas científicas, otros todavía sin publicar, unos reconocidos legalmente como enfermedad profesional y otros no. En agosto de este año se ha publicado el caso de una paciente de 60 años, que fue ingresada el 25 de febrero de 2017 en el Departamento de Radiología y Oncología Médica (Sala de Oncología Ginecológica), del Hospital Zhongnan de la Universidad de Wuhan (Wuhan, China).

Un mes antes había presentado distensión abdominal persistente y progressiva. La tomografía axial computorizada (TAC), y la ecografía de abdomen mostraron ascitis masiva. Después de haber excluido posibles causas de ascitis, de origen hepático, renal, por insuficiencia cardíaca y otros desórdenes, se realizó una laparotomía exploradora. La cavidad pélvica presentaba una «siembra» micronodular de patrón miliar. Se practicó una histerectomía total con doble anexectomía, disección de ganglios linfáticos pélvicos, resección de epiplon mayor, apendicectomía y resección de lesiones peritoneales. El diagnóstico histopatológico fue de mesotelioma peritoneal diseminado.

Según el artículo publicado (1), la paciente había presentado una exposición profesional al amianto durante unos 10 años, si bien no se detalla sector empresarial, ni tipo de actividad laboral. La paciente fue tratada con quimioterapia sistémica (700 mg de pemetrexed y 45 mg de cis-platino), que duró hasta octubre de 2017. El tratamiento fue bien tolerado. Durante un año después no se detectó recurrencia o metástasis obvia, pero la paciente acudió al hospital con dolor de espalda en diciembre de 2018 provocado por una recidiva del tumor. La tomografía por emisión de positrones + TAC (PET-TAC) reveló múltiples engrosamientos del peritoneo en omento mayor, mesenterio y suelo pélvico.

Al mismo tiempo, la resonancia magnética detectó múltiples señales anómalas en ambos hemisferios cerebrales. La citología del líquido cefalorraquídeo fue positiva para malignidad y congruente con metástasis meníngeas de mesotelioma peritoneal. La paciente experimentó dos veces pérdida temporal de conciencia y ceguera tras despertar. Neurológicamente, se detectó dilatación bilateral transitoria de la pupila y parálisis facial izquierda persistente. La paciente fue sometida a radioterapia, no presentó efectos secundarios significativos y mejoraron notoriamente su dolor de espalda, trastorno de la conciencia y ceguera.

Poco después recibió tres ciclos de tratamiento con temozolomida, pero en abril de 2019 se detectó progresión de la enfermedad. La paciente falleció el 15 de mayo de 2019. Los pacientes con neoplasias malignas peritoneales generalmente tienen síntomas como dolor abdominal, distensión abdominal, agrandamiento abdominal, pérdida de apetito y peso, y ascitis. Cuando un paciente con antecedentes de exposición prolongada al amianto muestra síntomas de distensión abdominal progresiva, debe tenerse en cuenta la posibilidad de un mesotelioma peritoneal.

Fuente: medicablogs.diariomedico.com

Noticia completa

mas noticias
Opamianto

 

Noticias sobre el mesotelioma

Un Juzgado falla que la exposición al amianto durante 14 años es la causa de la fibrosis pulmonar de una trabajadora

22 Mayo 2020

El Juzgado de lo Social nº 1 de Cáceres ha desestimado la demanda interpuesta por una fábrica...

Un Juzgado de Gasteiz reconoce la muerte por amianto a un subcontratado de Sidenor

22 Mayo 2020

El Juzgado de lo Social número 2 de  Gasteiz ha sentenciado que el fallecimiento por un mesotelioma...

La Gomera utiliza una 'app' para hacer un inventario de amianto en la isla

22 Mayo 2020

El Cabildo de La Gomera realiza un estudio sobre la presencia de amianto en el territorio insular a través...

mas noticias